Destino Iquitos

Tours Amazonas Iquitos – Especiales


 

Nativos PerúIquitos (fundada: San Pablo, 1757) es una ciudad del Perú, capital de la Región Loreto. Situada a orillas del río Amazonas, es la ciudad más importante de la amazonía peruana y el puerto fluvial por excelencia del Perú. A través del citado río se puede comunicar con otras ciudades de la selva, como Leticia en Colombia y con varias ciudades del Brasil como Manaos y Belem do Pará hasta llegar al océano Atlántico. Iquitos es conocida por ser la ciudad que no puede ser alcanzada por rutas terrestres de mayor cantidad de habitantes en todo el mundo.

El nombre de la ciudad y del distrito provienen del pueblo indígena Iquito, de la familia lingüística Záparo, quienes actualmente viven asentados en pequeñas villas a lo largo de los ríos Marañón, Tigre y Nanay, con poblaciones en el Perú y Ecuador.

Los iquitos ocupaban originalmente parte del río Alto Nanay y sus tributarios, el río Blanco y el Chambira y, posteriormente se extendieron desde el río Tigre hasta el río Napo. Estaban divididos en tres sub-tribus: los iquitos propiamente dichos, los maracanos y los auves.

Iquitos hacia 1850, no pasaba de ser una “escasa y miserable ranchería”. Un viajero que en marzo de 1854 visitó esta ciudad anotó en su diario de viaje: “Conté 33 casas y una iglesia techada con paja… la población no pasa de 250 indios Iquitos, exceptuando media docena de familias blancas y mestizas”.

A comienzos de las décadas de 1900, cincuenta años después, en pleno auge de la explotación cauchera, Iquitos se había transformado en una ciudad próspera y cosmopolita, con una población de 20,000 habitantes, de las cuales 4,000 eran inmigrantes europeos, asiáticos y de los países fronterizos con el Perú.

Es que Iquitos, desde los inicios de la explotación del caucho, en los 1880, fue el centro administrativo, financiero y comercial del negocio, en donde se establecieron las firmas más importantes conectadas directamente con bancos y consorcios extranjeros.

Su apostadero, construido en 1864, pasó a ser el puerto de salida de las exportaciones de caucho y de llegada de los más diversos productos europeos que inundaron la región. Barcos ingleses cruzaron el Océano, penetraron en el Amazonas y llegaron a Iquitos, creando un activo tráfico entre Inglaterra y la selva.